Historia/Política y actualidad/Reportajes

La Bandera Confederada: ¿Símbolo del racismo?

     ¿Es racista el que lleva una bandera confederada? ¿Por qué muchos músicos la lucen con orgullo… mientras tienen compañeros de banda negros? ¿Es realmente un símbolo de odio? Seguro que todos hemos oído opiniones acerca de la bandera confederada. Es un asunto un poco espinoso y a veces parece difícil de entender habiendo tantos puntos de vista. Pues bien, voy a intentar abordar este tema con objetividad a ver si puedo aclarar alguna duda. Hoy vamos a adentrarnos en el maravilloso mundo de la vexilología y la historia.

     Antes de nada hay que aclarar que en realidad, cualquier bandera puede interpretarse de una manera u otra dependiendo de quién la ondee. Con esto quiero decir, que aunque en América la bandera puede originar sentimientos encontrados, desde un punto de vista ajeno y sin intereses ajenos a la historia, las cosas pueden ser diferentes. Insisto en que voy a intentar basar este pequeño reportaje en la asepsia y la objetividad.

La famosa bandera confederada

     Esta bandera es demonizada por muchos. Se vende como un símbolo racista y cualquiera que se adentre un poco en lo que significa puede darse cuenta que la realidad dista mucho del tópico. Para muchos sureños es simplemente una bandera que representa las penurias de sus antepasados y el orgullo de la cultura originaria de sus tierras. Nada más. Ahora bien, en algunas películas y series americanas lo ponen como el mayor símbolo racista posible con el que provocar a un negro. Nada que ver. En las películas americanas también estallan los coches cuando chocan contra una boca de incendios, los españoles hablamos con acento sudamericano, ETA es un ejército paramilitar que trafica con armas y fruta tropical en la jungla… No siempre hay que hacer caso a los guionistas de Hollywood.

    Así pues, hagamos un pequeño repaso de acontecimientos:

     EEUU antes de la Guerra Civil estaba dividido en dos: el norte y el sur. El norte era la industria, las fábricas y el progreso; el sur era la agricultura y los sembrados. Más bonito esto último pero genera menos dinero. Cabe destacar además que se trataba de en un país esclavista en su totalidad, tanto norte como sur. Aunque, irónicamente, en el sur había esclavos ya que eran más pobres y muchos no podían permitírselo.

     Poco antes de la guerra, en 1860, Lincoln trató de promover una ley que limitase la expansión de la esclavitud. Simplemente eso. Es cierto que quería limitar su crecimiento desproporcionado. Aunque esto quizá tenga algo que ver con que en 1859 se dieron primeras revueltas antiesclavistas en el norte. Estos movimientos revolucionaros, que estaban dirigidos por el abolicionista más famoso de entonces, Jonh Brown, no tuvieron mucho éxito. De hecho lo líderes como Brown que habían comandado estos disturbios acabaron en la horca. Fueron los propios norteños los que les mataron.

James Brown (1800 – 1859)

     Igual las leyes de Lincoln eran una medida preventiva ante una posible insurrección a nivel nacional. Igual no. El caso es que como para entonces la esclavitud no era realmente un tema a debatir en la clase política no se le dio más importancia a los acontecimientos. El caso es que Lincoln alcanzó la presidencia de EEUU en 1861 de forma democrática y justa. Ante esto, varios estados sureños se declaran independientes ya que no consideraban que este el nuevo presidente iba a atender a sus intereses. Se independizaron y formaron los Estados Confederados de América con Jefferson Davis como máximo dirigente. Esto provocó que en 1861 comenzase la Guerra Civil Americana. Independientemente de la legitimidad de las decisiones sureñas creo que es objetivo afirmar que hasta el momento el racismo poco tiene que ver la situación que vivía EEUU.

225px-Abraham_Lincoln_head_on_shoulders_photo_portrait

Abraham Lincoln (1809 – 1865)

La Guerra Civil Americana (1861 – 1865)

     Si bien es cierto que el casus belli fue el asalto al fuerte Sumter, la causa real son las diferencias políticas y económicas. Por ejemplo, la negativa sureña a pagar unos aranceles desproporcionados que el norte sí podía permitirse. Estos aranceles fijados en 1816 tenían como objetivo sacarle los cuartos a los ingleses, pero al ser tan elevados, sólo las zonas más desarrolladas y más industriales podían hacerles frente. Como ya hemos mencionado, esas zonas son los estados del norte.

Los estados confederados

Los estados confederados

     Resumiendo: lo que estaba sobre la mesa no era la esclavitud, porque esclavistas eran todos, era el modelo de estado, la política económica y el posible desarrollo de las diferentes regiones. El problema era, básicamente, que el sur se hundiría económicamente sin esclavitud y eso Lincoln lo tenía muy claro. Así pues, los supuestos defensores de la libertad eran políticos norteños con intereses económicos, pero los que se oponían a una medida pseudoabolicionista eran, a fin de cuentas, políticos sureños con intereses económicos. Por tanto, la esclavitud o el abolicionismo eran una baza, una herramienta para conseguir su objetivo final.

     La guerra, como todos sabemos, la perdieron los estados confederados. Pero curiosamente no fueron los que más bajas tuvieron. Se calcula que las fuerzas del norte eran dos millones de los cuales 360.00 murieron y 250.000 quedaron heridos. En el sur, siendo un millón perdieron 250.000 hombres y 140.000 quedaron heridos. Esto explica que aun perdiendo menos, en proporción perdieron más.

     Las causas de estas cifras es que los sureños jugaban en casa. Se conocían bien el terreno y lo usaban a su favor. Pero las brillantes victorias confederadas sólo servían para retrasar su derrota pues la maquinaria y la fuerza eran del norte. En 1865 la guerra acaba con la derrota confederada. Año en el que oficialmente la esclavitud quedó abolida en EEUU… aunque no las medidas de segregación racial, pero de esto ya hablaremos más adelante.

     La peor batalla de EEUU fue Antietam en 1862. Hubo 23.000 bajas en un solo día. Ahí se enfrentaron los sureños dirigidos por Robert. E. Lee y los norteños dirigidos por George McClellan. La batalla tuvo un resultado confuso, nadie ganó y nadie perdió. Los norteños siendo el doble que los sureños no ganaron, y los confederados siendo la mitad, se retiraron de forma cómoda. Militar e históricamente no se considera una victoria pero tampoco derrota porque tácticamente se consideraba que el norte no debería haber tenido ningún problema para salir vencedor. No fue así. De hecho el ejército unionista había perdido de forma ridícula muchas batallas y la guerra les estaba costando más vidas y dinero de lo esperado.

Lincoln_and_McClellan_1862-10-03

Lincoln y McClellan

    En esta foto, el general McClellan habla con el primer presidente republicano Lincoln. Fue en ese momento en el que general le recomendó encarecidamente la abolición de la esclavitud como medida política para fomentar la campaña militar. Así pues, muchos americanos interpretaron las medidas abolicionistas como un acto de puro interés para añadir población negra a filas.

     Es importante saber que a principios de la guerra los comandantes norteños seguían devolviendo los esclavos escapados a sus dueños. A su vez, los estados norteños estaban divididos en los que defendían una liberación total, una liberación gradual y los que directamente se oponían. Según la Enciclopedia Británica un congresista declaró en una de las sesiones en las que se debatía el problema: “Los esclavos no pueden ser neutrales. Como trabajadores o como soldados, serán aliados de los rebeldes o de la Unión”. Es decir, sabían que la balanza se podría inclinar a un lado o a otro dependiendo de la utilidad que le diesen a la esclavitud.

     Muchos norteños se opusieron a la emancipación de los negros pues parecería un acto de debilidad frente al enemigo. El propio Lincoln manifestó su miedo de que los estados fronterizos, una vez emancipados hiciesen lo que les daba la gana. No obstante después de la batalla de Antietam, la emancipación fue un hecho.

     Lincoln en una carta que escribía al senador Archival Dixon afirmó: “Naturalmente que soy antiesclavista. Si la esclavitud no está mal, nada está mal. Afirmo que no he controlado los sucesos, pero confieso dolorosamente que los sucesos me han controlado a mí”. Así pues, podemos pensar que efectivamente condenaba la esclavitud aunque por el propio desarrollo de los hechos. También afirmó en otra carta que las ideas abolicionistas “aumentarían sus males (a los negros) más que disminuirlos”. Pero quizás la frase más sorprendente es en la que afirmaba que “no le importaba que los negros especialmente inteligentes empuñasen armas”. No quiero defender ni criticar al presidente unionista pues estas sentencias hay que entenderlas en su contexto.*

1

2

3

 ¿Libertad para los negros?

     Pese a que los confederados se quedaron con el título de racistas hay numerosos ejemplos que nos muestran como, realmente, el racismo es una lacra que hasta hace bien poco no condenaba la mentalidad americana. Tuvo que pasar más de un siglo para que se consiguiese la plena igualdad.

    En nuestra retina quedan ciertas fotos que nos muestran lo duro que era vivir para la población negra en EEUU.

    Elizabeth Ekforth quiso ir a la universidad con varios compañeros afroamericanos en 1957. Fue insultada por los estudiantes del centro. Afortunadamente, años más tarde, otra instantánea deja lugar al reencuentro y al perdón.

290px-Little_Rock_Desegregation_1957

 little-rock.30

     Ese mismo año Dorothy Counts pasó por la misma situación:

1729274191_0d33a542ca

     La fallecida en el 2005 Rosa Parks saltó a la fama por negarse en 1955 a ceder el sitio en el autobús a un blanco. En el momento eso era considerado un delito ya que la ley amparaba la preferencia de los blancos para sentarse en los medios públicos.

rosa-parks

     Martin Luther King fue asesinado en 1968 por defender los derechos de los negros.

martin-luther-king2

      Y no hay que olvidar que hace 40 años aún podíamos ver instantáneas como las siguientes:

segragacion

(Coca Cola sólo para blancos o agua sólo para negros)

El uso de la bandera confederada en el pasado

    Años más tarde el Ku Klux Klan usó la bandera confederada en sus ceremonias. Imagen que sólo ayudó a contaminar más la controversia sobre esta bandera. En realidad también usaban la bandera oficial del momento pues ellos creían que actuaban por el país. De hecho, cabe destacar que junto a la bandera confederada había un lema adjunto que pasada la Guerra Civil carecía de sentido… más aún hoy en día. El lema era: “Intachable virtud y honor de los sureños y su lucha por la independencia de la tiranía y la agresión de los estados del Norte”. Ideal dejado atrás después de la guerra por motivos lógicos: ya no viene a cuento.

El uso de la bandera confederada en la actualidad

    Una encuesta de Harris, en 1994, demostró que al 68% de los ciudadanos de raza negra en todo el país no le resultaba ofensiva bandera. La misma encuesta mostraba que el 92% del total de los ciudadanos del Sur tampoco la encontraba ofensiva.

    Actualmente es un símbolo de orgullo de la cultura sureña, especialmente musical. En el mundo del rockabilly, el country y rock es habitual encontrarse esta bandera. Al igual que en los moteros, camioneros y demás habituales de la famosa ruta 66 de EEUU. Recordemos que los Lynyrd Skynyrd, usaban esta bandera. (Y entre sus coristas había mujeres negras) Los muchachos metaleros de Pantera también usaban esa bandera. Los rockeros Blackberry Smoke…

   No obstante, la famosísima canción Sweet Home Alabama fue motivo de polémica por ser supuestamente racista. No es así. Era una contestación a las acusaciones de Neil Young y ellos sólo quisieron ensalzar su orgullo sureño. Es más, los Lynyrd Skynyrd tienen una canción llamada Southern Man sobre un negro muy entrañable que toca la guitarra. En este Link lo explican muy bien.

 

     Resumiendo, actualmente es un símbolo de rebelión, de libertad. Nada más. Así pues no hay que fiarse de todo lo que se dice por ahí y menos usar esta bandera sin saber qué es lo que hay detrás. El racismo es una lacra bajo el símbolo que sea y hay que condenarlo siempre. Afortunadamente, parece que es algo que se está superando.

    P.D: En un capítulo de la serie Malcolm in the middle el hijo pequeño, Dewey, va actuar como presidente en una obra de teatro del colegio y parte de sus discurso era que realmente Lincoln no era un defensor de la causa abolicionista. Es más, le acusa de suprimir el derecho de Habeas Corpus en Meryland. La madre le recomienda eliminar esa parte del discurso para no levantar polémica.

     *En la película Lincoln, de Steven Spielberg, mencionan al final que el contenido de esas frases está totalmente sacado de contexto.

Miguel de Martín Pazat de Lys.

Anuncios

10 pensamientos en “La Bandera Confederada: ¿Símbolo del racismo?

  1. Pingback: La Bandera Confederada: ¿Símbolo del racismo? | Facts are sacred

  2. Muy interesante el punto de vista. En lo que si coincidimos es que la esclavitud y el racismo deben de ser eliminados de todo pensamiento en la humanidad. Sin embargo, todo empieza desde la familia con nuestros valores fundamentales que nos dispuso Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s