Historia/Reportajes

Ciencia-ficción y tecnología nazi

   ¿Somos conscientes que bajo el mandato de Hitler ya existían películas en 3D? ¿Quién podría imaginar que la tecnología para dotar a los soldados de visión nocturna tuvo sus primeros desarrollos en la Alemania nazi? He aquí un resumen de los proyectos más delirantes que el nazismo amparó.

 La Alemania nazi es conocida por todos como uno de los peores regímenes de terror que han existido en nuestra historia. No es que no se lo merezca pues así ha de ser recordada dadas las terribles barbaridades que ocasionaron los nazis. Pero, lo que sí es cierto, es que tras tanta sombra desprendida por los crueles ideales del nacional socialismo alemán no se dan a conocer curiosos hechos históricos a todas luces muy interesantes.

    Hablemos de la tecnología nazi.

Panzer VI Tiger. Pesado y mortífero, su perdición fue la mano de obra necesario para repararlo.

El pesado y mortífero Panzer VI Tiger. Su perdición fue la mano de obra necesario para repararlo.

    Es sabido por todos que la maquinaria nazi en los años treinta y cuarenta era terriblemente poderosa. La mejor del mundo posiblemente. Se conoce el Panzer, el modelo de tanque casi indestructibles que asoló Europa y Egipto –fabricados por la emblemática marca Porsche por añadir una curiosidad-. ¿Pero se conoce que los nazis fueron los primeros en disponer computadoras electromecánicas desde 1936 gracias al científico Konrad Zuse y sus ordenadores Clase Z? (Que por cierto ocupaban bastante menos espacio que el comúnmente conocido como primer ordenador ENIAC). ¿Se sabe que la fisión nuclear fue descubierta por los científicos alemanes Otta Hann y Fritz Strassman en 1938? ¿Es conocido que el microscopio electrónico fue desarrollado también en la Alemania de los años treinta? ¿Cuántos saben que la vitrocerámica es un invento nazi para los submarinos de guerra ante la imposibilidad de encender un fuego que consuma el oxígeno en un ambiente cerrado? ¿Somos conscientes que bajo el mandato de Hitler ya existían películas en 3D? ¿Quién podría imaginar que la tecnología para dotar a los soldados de visión nocturna tuvo sus primeros desarrollos en la Alemania nazi y que contaban con la posibilidad de recargar esa tecnología con energía solar? ¿Se conoce que el joystick de los videojuegos actuales no es más que una extensión de la tecnología nazi para dirigir cohetes en tiempo real? Por cierto, estos cohetes tenían cámaras de televisión incorporadas para asegurarse de impactar contra el objetivo… aunque claro, también hay que aclarar que el cohete, como tal, también es un invento nazi. Y podemos añadir aún más ejemplos: primer gobierno en producir helicópteros en masa, primeros en diseñar aviones invisibles, primeros en televisar unos juegos olímpicos, primeros en construir bombarderos trasatlánticos, primeros en construir aviones a reacción, primeros en crear una base científica en el ártico –bajo el nombre proyecto Haudegen- para estudiar el tiempo atmosférico y así ganar ventaja estratégica, primeros en tener un proyecto para crear una nave espacial (aunque la idea original era crear una nave para soltar miles de bombas encima de EE.UU)…

1280px-Zuse-Z4-Totale_deutsches-museum

Computadora Z4.

    En definitiva, todo un elenco de tecnología al servicio de la Alemania de Hitler. Se podría afirmar que si la guerra hubiese durado dos o tres años más es posible que la Alemania nazi hubiese tardado mucho más en caer. Afortunadamente no fue así.

    No es casualidad que el primer distrito que los comunistas tomaron en Berlín fue el que tenía alojado todos los complejos industriales y tecnológicos y, mientras continuaba la batalla, ya había aviones rumbo a Moscú llenos de todos los documentos posibles encontrados. Tampoco es casualidad que Wernher von Braun, padre de los famosos cohetes alemanes V2, creados para bombardear Inglaterra desde Alemania, acabase trabajando para Estados Unidos y fuese, ni más ni menos, uno de los más importantes diseñadores de la NASA. El Saturno V, la nave que llevó al hombre por primera vez a la luna, también es un diseño suyo. Y, como el lector se puede imaginar, no es casualidad que tras la Segunda Guerra Mundial la Unión Soviética y Estados Unidos tuviesen un crecimiento tecnológico brutal justo después del saqueo de más de tres millones de patentes nazis.

braun_von

Von Braun, el alemán artífice de la exitosa carrera espacial de Estados Unidos.

    A estas alturas ya nos ha quedado claro que la investigación tecnológica se tenía muy en cuenta en la Alemania nazi. Pero quedan por ver los proyectos más llamativos. Aquellos dignos de un libro de ciencia-ficción. Suponemos que una de las claves en la mentalidad científica de la época era no poner límites a la razón, romper moldes y aceptar todo como una posibilidad. Sólo así se puede entender cómo algunos proyectos que parecen salidos de la cabeza de un demente obtuvieron financiación. Resaltamos un dato que remarca cuán en serio se tomaban el progreso: el departamento científico de las SS, conocidos como Ahnenerbe, gastó más dinero en proyectos de investigación arqueológica que Estados Unidos en su proyecto nuclear. (Éstos son los mismos que afirmaron buscar el Santo Grial o la lanza con la Cristo fue atravesado). Es decir la deformada ideología nazi permitía estos despilfarros con tal de obtener un resultado mínimo.

    Procedemos pues a hacer un pequeño listado de armas que hoy en día consideraríamos imposibles:

    Cañón de viento: este prototipo mezclaba oxígeno e hidrógeno y, tras una violenta detonación, lo lanzaba en forma de proyectil logrando un impacto parecido al de una granada. Aunque nunca llegó a usarse en una batalla si se hicieron unas pruebas en Hillersblen –un pueblo de la Alta Sajonia Alemana-, que llegaron a hacer explotar varias tablas de madera dispuestas en forma de cabaña a 183 metros de distancia.

cañon de viento nazi

Cañón de viento nazi.

    Cañón sónico: En los años cuarenta el doctor Richard Wallauschek desarrolló un arma formada por dos reflectores parabólicos conectados por varios tubos que formaban una cámara de disparo. Las ondas de sonido producidas por las explosiones generaban una onda de choque de gran intensidad que creaba un rayo sónico de enorme amplitud. Se ha calculado que la nota aguda que enviaba superaba los 1.000 milibares a casi 50 metros, cantidad suficiente para que cualquier hombre situado en su rango quedase superado por el umbral del dolor auditivo en poco tiempo. Podía producir sordera, dolor extremo y, según afirman algunos, la muerte debido a lesiones internas… aunque esto nunca se ha confirmado. Esta curiosa arma no fue nunca empleada en un campo de batalla al ocupar más de tres metros, aunque sí se cree que se usó con animales.

22607EBCA

Cañón sónico nazi.

    El arma vórtice para generar torbellinos: Construida en el Instituto Experimental de Lofer, en el Tirol austríaco, y diseñada por el doctor Zippermeyer, tenía como base un mortero de gran calibre que se hundía en el suelo y disparaba proyectiles cargados de carbón pulverizado y un explosivo de acción lenta. La idea era producir oscuros y enormes torbellinos que rompiesen las alas de los aviones enemigos cuando se juntase la mezcla. Nunca se logró avanzar más allá de prototipos que, en teoría, tenían un alcance máximo de 150 metros.

    El cañón solar: Cual Arquímedes quemando las velas de los barcos romanos se encontraron bocetos iniciales que mostraban un gigantesco reflector que, a modo de espejo, debía captar una gran cantidad de rayos solares focalizándolos en una zona determinada. Esto haría que el avión enemigo ardiese en la zona del impacto al instante. No obstante nunca se desarrolló esta tecnología y las patentes desaparecieron tras el saqueo de Berlín.

    Las minas teledirigidas Goliath: Esto eran, tal y como hoy podríamos entender, un dron de combate suicida. Contenían un explosivo de 75 kilos y entre sus objetivos se encontraban tanques, formaciones densas de infantería, puentes y edificios diversos. Estas minas teledirigidas estaban controladas a distancia por cable y explotaban por impacto directo con sus objetivos. Se llegaron a producir más de 4.600 de estos dispositivos, incluyendo una versión mayor que podía llegar a contener un explosivo de 100 kg. Básicamente era la versión motorizada y blindada de los “perros suicidas” soviéticos que fácilmente podían ser anulados con una ráfaga de ametralladora.

Réplica-de-una-mina-teledirigda-Goliath

Ejemplo de mina teledirigida Goliath

    El Jet Pack: la mochila que permitía al usuario saltar unos 60 metros de largo a aproximadamente unos 15 metros de altura. El ejército nazi buscó implementar sus unidades técnicas y de ingeniería –especialmente zapadores y exploradores para saltar campos de minas y ríos-, pero nunca llegó hacer común su uso. Se rumorea sin embargo que sí llegaron a verse algunos modelos en la batalla de las Ardenas entre 1944 y 1945. El proyecto es conocido como Himmelstürmer (tormenta celeste).

    ¿Por qué algunos de estos proyectos nunca llegaron a producirse en masa? Aunque si es cierto que proyectos como la mina Goliath sí fueron utilizados en muchas ocasiones, los demás se quedan en el campo de lo anecdótico por la existencia tan sólo de unos pocos ejemplares o tan simplemente planos. Eran proyectos en fase inicial que requerían de un largo recorrido de investigación y pruebas para conseguir su máxima eficiencia y, por tanto, es posible que los generales alemanes apostasen por los métodos tradicionales. La explicación más sencilla es que los cambios tecnológicos eran lentos y caros por lo que, en los últimos años de la guerra, esta tecnología futurista no era una opción viable.

    Pero a la lista de maquinaria nazi vamos añadir dos proyectos también sorprendentes aunque de diferente nacionalidad:

    El submarino japonés I-400: pensado como el primer submarino portaaviones capaz de hacer despegar tres aviones en pocos segundos. Aunque su plan original era cargarlos con bombas bacteriológicas  los japoneses llegaron a fabricar hasta tres de estos supersubmarinos de 122 metros de eslora. Todos fueron hundidos por los americanos ya que, en teoría, así no tendrían que compartir esa tecnología que los rusos. (El primero se encontró recientemente).

430px-I400_2

Modelo de submarino japonés I400

    El portaviones de hielo: pensado para pasar desapercibido entre los infalibles radares nazis en el océano atlántico. El proyecto, bautizado como Habbakuk, fue abandonado en 1944 tras dos años de trabajo en el Lago Patricia en Canadá. En las orillas aún se puede ver una placa conmemorativa en honor a aquel curioso proyecto.

habakkuk0ot

Boceto del proyecto Habbakkuk.

    Por último podemos añadir diferentes teorías más próximas a la conspiración que otra cosa, que afirman que hay otros proyectos futuristas financiados por los nazis: los platillos volantes, que perseguían a los cazas aliados hasta hacerlos caer, y se basan, en teoría, en diferentes declaraciones de pilotos que afirmaban ver “bolas brillantes” que les perseguían –cosa que muchos atribuían al cansancio-.La bomba endotérmica, de la cual prácticamente no hay información y consistía en crear una zona de intenso frío en un kilómetro de radio. Y la teoría estrella que afirma que las bombas nucleares Fat Man y Little Boy, eran en realidad, bombas incautadas a los nazis. De todo esto no hay datos y por tanto no son más que suposiciones. ¿Es posible la existencia de estos proyectos? Sí. ¿Es Historia? No, hasta que se demuestre lo contrario. Por tanto sólo puede estudiarse como una curiosidad.

Tras este reportaje hay que concluir que como curiosidad, el estudio de esta faceta de los nazis resulta terriblemente interesante. Aunque, en ningún caso, se debe ver esto como más que un mero anecdotario científico, tecnológico e histórico. Recordemos que esta tecnología está pensada para matar y, por tanto, es mejor pensar que el progreso no tiene que ir de la mano de los conflictos bélicos y las ideologías extremas.

Miguel de Martín Pazat de Lys.

Anuncios

Un pensamiento en “Ciencia-ficción y tecnología nazi

  1. Pingback: Las armas secretas de la Segunda Guerra Mundial: la tecnología nazi y ciencia-ficción. | Facts are sacred

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s