Literatura

Ready Player One, los ochenta en el futuro más nerd

ready-player-oneSpielberg dirigirá la película de Ready Player One, suficiente motivo para leer este libro que es, sin duda, una delicia para todos aquellos que nos consideramos frikis, nerds, o lo que sea que nos haga sentir diferentes cuando en realidad nos encantan todas esas cosas de la cultura pop más conocida.

Ready Player One es una novela de ciencia-ficción basada en los ochenta. ¿Y eso cómo puede ser? Muy sencillo: la premisa de esta novela es que un pirado que se crió en aquella década crea la mayor plataforma de entretenimiento online basada en las cosas que más le gustaban y se forró con ello. Como un Second Life pero a lo grande. El usuario, a través de herramientas de realidad aumentada y de inmersión (pongamos el futuro Oculus Rift) puede acceder a un mundo digital en el que, además de ir a clase –en caso de que no quieras ir tú físicamente- puedes jugar campos de batalla, explorar la galaxia, crear tus propios edificios y fortalezas… Millones de personas están conectadas a esta cosa llamada Oasis y, para su sorpresa, tiene un secreto dentro que esconde la fortuna del creador.

Por tanto la trama es la búsqueda de ese tesoro pero a través de todo un tributo a la cultura pop de los ochenta: Dragones y Mazmorras, grupos como Rush, películas clásicas como Star Wars o Lady Halcón, los videojuegos de primera generación como PacMan… Todo son referencias a esa etapa y, para los que nacimos en aquellos años –aunque creciésemos en los noventa- resulta enternecedor volver a nuestra infancia y preadolescencia. El problema es, quizá, que el escritor, Ernest Cline, es demasiado fanático también de esta época y, aunque explica cada mención que hace, puede acabar siendo demasiado. No obstante es un mal menor que queda cubierto con una interesante y diferente propuesta: un mundo futurista que se ambienta en el pasado. No sé qué pensará el editor pero comercialmente es un acierto ya que han estado interesados en la novela desde los jóvenes ávidos de historias originales hasta los nostálgicos que vivieron aquellos años y, en consecuencia, no es de extrañar que el bueno de Steven haya elegido esta película.

Honestamente, creo que es un nuevo clásico en la ciencia ficción.  Con sus momentos farragosos –los jóvenes nos hemos acostumbrado a más diálogos para que el ritmo vaya más fluido- y sus continuas referencias, pero con una apuesta única y una gran cantidad de aventuras en el más puro contexto nerd.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s